lunes, 9 de diciembre de 2013

Chocolate depression cake #RecetasSolidariasParaNavidad







No, no estamos deprimidos, ni depresivos, ni nada similar, vaya, que no nos vamos a dar al chocolate por un estado de ánimo bajo, nones. Este pastel se llama chocolate depression cake porque fue creado en USA durante la gran depresión de 1929, una época que fue su gran crisis y donde el pueblo americano carecía de lo más básico.

Aún así, no por carecer de todo se iban a privar de comer cosas ricas, esta claro, por eso idearon una receta de un pastel sin huevos, sin leche, sin mantequilla y ni siquiera azúcar, es decir, los ingredientes básicos de cualquier bizcocho pero demasiado caros en ese momento. La versión original no es con chocolate y el azúcar lo sustituían con pasas. Esta que presentamos hoy sí que lleva azúcar pero no todo lo demás.

Hay fuentes que aseguran que su origen es en la II Guerra Mundial y más concretamente en los campos de batalla, es más, la mezcla se hacía en el misma bandeja donde se iba a hornear y luego se cortaba en porciones que eran repartidas entre la soldada. Sea como fuere es fácil y bien rico.

Hablando de grandes crisis, no puedo evitar pensar en la que nos ha tocado vivir a nosotros y no soy el único, la gran Helena del Valle, bloguera y amiga ideó que fuéramos compartiendo #recetassolidariasparanavidad en un blog cuya finalidad eran buenas recetas pero económicas para que todos pasásemos una navidad con cosas ricas sin dejarnos el bolsillo o el sueldo. Un sueldo que muchos, por desgracia, no tienen. Me ha costado decidirme por cual receta hacer y al final me vino a la cabeza este no milk, no eggs, no butter cake. Un pastel que hemos disfrazado de Navidad imitando al famosotronco de navidad, mucho más trabajoso y más caro también.

De paso, puestos a ser solidarios quería un pastel apto para todos los paladares y este esun pastel sin lactosa, apto para intolerantes al huevo, vegano y sin gluten. El problema era la cobertura porque la quería de chocolate con leche pero sin lactosa, por suerte, los deChocolates Valor lo han tenido en cuenta y han creado un chocolate con leche sin lactosa y así que, asunto solucionado, aunque no es vegano.


Chocolate depression cake

Tiempo de elaboración | 45 minutos

Dificultad | fácil

Fuente | El bizcocho de Sweet little blue bird, la cobertura es una adaptación deLa receta de la felicidad
¿Qué se necesita?
para el bizcocho: 65 ml de aceite de girasol, 3 cucharadas de cacao en polvo, 200 gr de harina sin gluten, 2 gr de sal, 225 gr de azúcar, 60 gr de vinagre, 5 gr de bicarbonato, 230 gr de agua.
para la cobertura: 160 gr de agua, 25 gr de maizena, 1 tableta de chocolate valor sin lactosa.
¿Cómo se hace el chocolate depression cake?

En un bol mezclamos todos los ingredientes, ayúdate de una batidora de varillas. Esa mezcla la pasamos a un molde. En nuestro caso es uno alargado desmoldable ya que lo vamos a disfrazar de tronco de navidad.

Horneamos en un horno precalentado a 170º durante unos 30 minutos. Ya sabéis, cake tester y cuando esté hecho, listo, calisto. una vez horneado dejamos enfriar dentro del monde. Es un bizcocho muy húmedo y por lo tanto muy friable, es decir se desmorona fácil sobre todo si está caliente.

Una vez frío, preparamos la crema de cobertura. En un cazo ponemos el agua y la maizena y llevamos al fuego, removemos hasta que veáis que los grumos desaparecen y se espesa, son apenas 2 minutos. Luego añadimos el chocolate troceado, ponemos el fuego al mínimo y volvemos a remover hasta que se deshaga todo el chocolate. Distribuimos sobre el bizcocho y con un tenedor dibujamos las típicas vetas que imitarán la madera.

GatoConsejos

Sobre el chocolate depression cake tengo poco que añadir, solo animaros a que lo probéis porque el bizcocho está súper bueno, jugoso, húmedo, ideal. Lo que si quiero añadir es sobre el tema crisis, los tiempos no están fáciles pero quiero pedir a quien corresponda y auqnue suene a tópico que ni en Navidad ni el resto del año, ni una sola familia, ni un solo niño sin cosas ricas que llevarse al gaznate y que vuelvan las sonrisas a la cara de la gente. Nosotros cumplimos, nos apretamos el cinturón pero señores míos, de tanto tirar de la manta al final se puede romper.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada