lunes, 9 de diciembre de 2013

Crema de garbanzos y boniato con dados de queso azul y picadillo de hinojo #RecetasSolidariasParaNavidad




Bataca, batata, boniato, buniato, camote, moniato, moniatos, patata de Málaga, patata dulce y minina. Con todos estos nombres se puede llamar al boniato, del que se dice que controla el nivel de glucosa así como el nivel de colesterol, es rico en hierro y vitamina B2. Forma parte de la cocina tradicional de un buen número de países de Latinoamérica, y en Canarias se utiliza en platos tan populares como el sancocho y el cocido canario, y su sabor dulce, (es muy rico también en azúcares como sacarosa, glucosa y fructosa) le hace especialmente apto para elaborar dulces y postres. Pero hoy vamos a usarlo para preparar una sorprendente y rica crema, mezclado con unos garbanzos. Los dados de queso azul, con su sabor fuerte, atemperan el deje dulce del boniato y potencian el ligeramente insípido de los garbanzos. Y el picadillo de hinojo da el toque crujiente y digestivo a esta crema, especialmente adecuada para un primer plato navideño. Es además muy económica, apenas llega a los dos euros por persona, así que la incluyo en las #RecetasSolidariasParaNavidad, iniciativa de Helena del Valle, cuyo resultado podéis ver aquí o pulsando en el logo "Blog solidario" ahí a la derecha.


Ingredientes para cuatro personas
500 gr de boniatos
300 gr de garbanzos
Un bulbo de hinojo de unos 250 gramos
150 gr de queso azul (o Roquefort...)
2 cebolletas
Dos o tres hojas de laurel
Sal
Pimienta


Ponemos en remojo los garbanzos la noche antes, y cuando nos pongamos a prepararlos los escurrimos y lavamos al chorro del grifo y los ponemos a cocer en la olla exprés junto con las hojas de laurel. Unos veinte minutos serán suficiente.
Pelamos los boniatos, los troceamos y los hervimos al vapor durante quince minutos junto con las cebolletas peladas y también troceadas.
Mientras, picamos el hinojo bien lavado en brunoise (juliana muy fina) y reservamos.
Ponemos los garbanzos, los boniatos y las cebolletas en el vaso de la batidora y trituramos todo muy bien, añadiendo un poco del caldo de cocción de los garbanzos.
Pasamos esta crema por el chino o por un colador y llevamos a fuego suave unos minutos, añadiendo caldo de la cocción de los garbanzos hasta obtener la consistencia deseada para nuestra crema. Salamos y agregamos pimienta al gusto.
Servimos colocando en el plato unos dados del queso azul, el picadillo de hinojo y decoramos con una ramita de hinojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada